Hoy os voy a hablar del Principado de Andorra, un lugar que me cautivó por muchos motivos. Andorra es conocido principalmente por la gran calidad de sus pistas de esquí, además de la gran superficie que ofrece para la práctica de este deporte. Pero este pequeño estado es mucho más: es naturaleza, buena comida, diversión y relax. Los paisajes que puedes contemplar aquí son realmente impresionantes. Grandes montañas y frondosos bosques. Además, dependiendo de la época del año en que vayas, el paisaje cambia radicalmente. La oferta de ocio también es amplia. Puedes hacer senderismo, aunque recuerda que es recomendable que te acompañe un guía si no conoces la zona. Si te gusta la pesca y la caza, también es un buen sitio para practicarlas. La oferta cultural no es para menos, ya que hay museos interesantes y curiosos  como el Museo de las Maquetas de Arte Románico, o el Museo de la Matrioshka, un curioso museo de muñecas originales de las repúblicas de la antigua URSS. El Museo Nacional del Automóvil también es una opción interesante para los amantes de los coches. Y lugares mágicos que no puedes dejar de visitar como son el Santuario de Meritxell, la Caldea, en Escaldes-Engordany, el centro de aguas termales más importante de Europa. También la iglesia de Santa Coloma, o el Castillo de Sant Vicenç, con unas vistas excepcionales.

Andorra es un lugar para visitar todo el año, bien sean puentes (Constitución, Inmaculada, el Pilar o el de Mayo), bien verano (Junio, Julio, Agosto y Septiembre) como en invierno (Diciembre, Enero, Febrero o Marzo) donde disfrutaremos como enanos de los deportes de nieve. En primavera y en especial en la Semana Santa también puede ser un buen momento para disfrutar de una escapada por Andorra, aunque eso si, deberemos reservar nuestro hotel con bastante antelación.

En cuanto al alojamiento, hay de todo. Hay hoteles bastantes baratos, así como pensiones, hostales y apartahoteles. Y también hoteles de lujo, sólo tienes que elegir el que más te conviene o el que te puedas permitir. Algunos hoteles son el Hotel Carlemany, en Escaldes-Engormany, el Hotel Coma de Ordino o el Hotel de L´isard en la capital, Andorra la Vella. También están muy bien los apartahoteles, como el Aparthotel Fontverd, en la capital o el Aparthotel Hotansa Arcs, en Canillo.  Normalmente son lugares acogedores con mucho encanto y los hay más económicos y más caros. Eso sí, ideales para una escapada romántica…

Con respecto a la gastronomía, destacan los embutidos elaborados a partir del cerdo principalmente, como la longaniza, el mondongo o el abat. Los quesos también son exquisitos. En particular es conocido el queso de Tupí, fermentado en aguardiente y ajo en vasijas de barro. Algunos postres típicos son las cocas, el trinxat o los torreznos de miel.

Viajar a Andorra puede ser uno de esos viajes completos: practicar un poco de deporte (esquí, senderismo, patinaje, pesca…), un buen baño relajante en las aguas termales de la Caldea para recuperar fuerzas para acabar con una buena cena en uno de los acogedores restaurantes de la zona. Por último, un descanso confortable en la habitación de el hotel rural que hemos reservado…¿quién puede decir que no a estas vacaciones?