Peñíscola fué un antiguo asentamiento; fenicios, griegos y más tarde cartagineses, romanos, bizantinos y árabes se establecieron en este lugar.
Cuando era colonia griega y romana, se convirtió en un puerto importante por el entraba productos como cerámica y textiles, que cambiaban por el excelente aceite de oliva y el vino de los íberos que poblaban las sierras junto a la costa.
Visitas.
Castillo del Papa Luna.
Construido por los templarios entre los años 1294 y 1307 sobre los restos de la alcazaba árabe.
Murallas.
Las mandó construir Felipe II entre 1576 y 1578. Destaca El Portal Fosc, del 1578, una de las tres entradas al casco histórico.
El Portal de San Pedro o del Papa Luna.
Era el acceso a la fortaleza desde el mar, lo mandó construir el Papa Luna en 1414. En la parte central del portal se puede ver el blasón en piedra de Pedro de Luna.
Iglesia Parroquial de Santa María.
Con elementos góticos del siglo XV y puerta románica.
La Ermita de la Virgen de la Ermitana.
Construida a principios del siglo XVIII, con fachada típica del barroco valenciano. Está junto al castillo, en ella se encuentra la imagen de la patrona de la ciudad.
La Ermita de San Antonio.
El Parque de Artillería.
El Museo de la Mar.
Con exposiciones que te muestran la relación de Peñíscola con la pesca y la navegación desde la antigüedad.
El Bufador.
Una gran grieta entre las rocas por donde se escucha rugir el mar.
El Parque natural de la Sierra de Irta.
Con gran riqueza de fauna y flora.
En este Parque se encuentra la Ermita de San Antonio, la Torre de la Badum y el Mas del Senyor.
Durante todo el año hay muchas y variadas actividades culturales, en septiembre, en el Salón Gótico del Castillo y en el  Auditorio y Palacio de congresos de la ciudad, puedes ver el Ciclo de Conciertos de Música Clásica.
También en Septiembre se celebran las Fiestas Patronales, a partir de la noche del 7 de septiembre, declaradas de Interés turístico Nacional, los dias 8 y 9 de septiembre, se realizan  Les Danses o las Danzas, máxima expresión de las fiestas.
El último fin de semana son los desfiles de Moros y Cristianos.
En cuanto a la Gastronomía, por su antiquísima tradición marinera, la riqueza pesquera de sus costas y las ricas huertas, su cocina se basa en estos productos y en el arroz. Como veras, Peñíscola tiene una buena oferta turística, sin olvidar sus excelentes playas, para una divertida escapada fin de semana.

Lara