Seguimos en Estepa, la  aromática Estepa, que hace poco olia a canela  y  a harina tostada, a dulce y  a ajonjolí,  a Navidad……  y que pronto olerá a incienso, a Semana Santa. Un destino ideal para disfrutar de una escapada  fin de semana o para pasar unos días de Semana Santa llenos de sensaciones, de aromas y de música, de emociones contenidas por  la  belleza  de sus “pasos” y por el esfuerzo de sus costaleros en las pendientes calles del centro histórico de la ciudad. 

Estepa ha puesto en valor en los últimos años su Patimónio Histórico- artístico  con una serie de intervenciones en sus monumentos y en su entorno, como es el caso del magnífico Cerro de San Cristobal, en donde puedes visitar estos monumentos:
Torre del Homenaje.
Cariñosamente para los habitantes de Estepa, el Torreón, es una torre defensiva y como tal tiene saeteras en la fachada, se conserva en perfecto estado y hace unos meses se ha protegido su cubierta para que desde ella puedas disfrutar de la espectacular vista que te ofrece. En otros tiempos seguro que desde allí veian venir perfectamente los ejercitos moros o
cristianos que iban a Granada, Málaga o a Sevilla.
Fué construida por D. Lorenzo Suárez de Figueroa, puedes ver su emblema, la hoja de higuera, tallada en la unica habitación que tiene la torre, que por cierto tiene un encanto especial.
Es una bella torre, esbelta pero que transmite  mucha fuerza con sus  26 metros de alto por 13 de ancho.
Las/os guias turísticos de Estepa te contarán muchas historias y curiosidades de la Torre del Homenaje y de todos los  edificios que conforman este precioso espácio del Cerro de San Cristobal.  
Recinto del Alcázar
.
Del siglo XV.
Albergó el palacio de los marqueses de Estepa. Hasta nuestros días solo nos ha llegado el solar, un gran espacio que se está reconstuyendo gracias a los datos que del palacio existen. La entrada al recinto es muy interesante y hermosa, dentro se ven las excavaciones arqueológicas que se han realizado poniendo a la vista el paso de los Tartesos por Estepa.
Convento de Santa Clara.
Siglo XVI.
El edificio data del año 1599 y pertenece a la orden de las clarisas.
La iglesia del convento es de una sola nave cubierta con bóveda de cañón, destaca el Retablo Mayor de estilo barroco y la  sencilla pero bellísima portada realizada en piedra.
Se puede visitar:
La iglesia primitiva.
Los antiguos dormitorios.
La antigua cocina y el molino donde aún se conserva la piedra original.
En el interior de la antigua cocina se conservan el horno de leña, la cocina y un pequeño molino de grano.
El torno.
A través del que puedes comprar sus deliciosos dulces.
El sótano de los dormitorios.
De baja altura, pero muy alargado y con estructura abovedada, es un espácio muy singular.
Las hermanas del convento tiene una pagina web, donde puedes entrar y conocer su historia o comprar sus dulces.
El medio de vida de estas monjas de clausura se basa en la fabricación de exquisitos dulces como los tocinos de cielo, el bienmesabe o la cuajada de almendras, muy apreciados por todos los viajeros y por los locales. En Navidad también elaboran mantecados, mazapanes y otros.
Iglesia Parroquial de Santa María de la Asunción.
Fue construida entre los siglos XV y XVI sobre una mezquita e iglesia mudéjar, fué declarada Bien de Interés Cultural en 2001.
En la actualidad es la sede del Museo de Arte Sacro de Estepa.
Contiene interesantes piezas y la Iglesia en sí misma es de gran belleza.

Lara