Desde la hermosa ciudad de Florencia puedes ir hácia Pisa y a la costa siguiendo la ruta de Florencia, Prato, Pistoya, Lucca
y Pisa. Es un recorrido corto pero lleno de magníficos monumentos y ciudades en el precioso entorno natural de la Toscana, para hacerlo eun una estupenda escapada fin de semana, desde Florencia a la costa. 
Prato y Pistoia son dos poblaciones muy cercanas a Florencia y por lo tanto un poco ensombrecidas por el resplandor de esta.
La provincia de Prato comprende la extensa zona del valle de Bisenzio hasta los Montes de Calvana y desde las colinas del Monferrato hasta las alturas del Monte Abano, esta variedad geográfica crea una gran riqueza paisajística, con zonas de llanura, colinas cultivadas de viñedos y olivos,  y las amplias praderas de  las zonas más altas de Calvana.
A su riqueza natural se une su riqueza histórica y artística. Conserva restos etruscos, edificios medievales y delRenacimiento.
Visitas:
Cantagallo.
La Reserva Natural de Acquerino Cantagallo.
Abadía de San Salvador en Vaiano.
Montemurlo.
Con antiguas villas impresionantes, realizadas desde el siglo XVI. 
Carmignano.
Con restos de la ancestral cultura etrusca.
Y la ciudad de Prato.
Famosa por su producción textil de honda tradición.
Museo del Tejido.
Te muestra las etapas de esta actividad desde sus principios hasta la actualidad.  Restos y documentos sobre la producción tradicional y artesanal de tejidos y sobre todo de la lana. Este museo se encuentra en la antigua fábrica de Via Santa Chiara,
Centro de Arte Contemporáneo Luigi Pecci.
Con excelentes muestras de Arte Contemporáneo.
El Duomo.
Con valiosos frescos.
Castillo del Emperador.
Magnífica construcción en piedra, realizada en el siglo XIII por Federico II de Suabia.
Museo Cívico.
En el que puedes ver ricas colecciones del periodo entre la Edad Media y el siglo XIX.
Artimino y Poggio en Caiano.
Con las hermosas villas de los Medici.
Artimino.
Es un pueblo fortificado donde destaca la iglesia románica de San Leonardo y la impresionante Villa Medicea La Ferdinanda, realizada  para los Médici, conocida también como la Villa de las Cien Chimeneas, acoge el Museo Arqueológico etrusco,
En las zonas protegidas de la región, puedes realizar muchas actividades naturales, paseos, itinerarios de senderismo o en
bicicleta de montaña o paseos a caballo, pesca y recorridos en canoa.
La especialidad gastronómica de Prato es el sedano alla pratese,  se trata  de tallos de apio un poco  hervidos en agua y  rellenos  de hígado de pollo, carne de ternera, huevo y especias, y luego fritos y sazonados con salsa de carne, la mortadela de Prato y el salchichón aromatizado con hinojo.
Entre los dulces, los más famosos son los cantuccini di Prato y el castagnaccio, elaborado con harina de castañas, uva pasa y piñones.
Entre los vinos hay que probar el Carmignano, el Ruspo, el Pinot Negro y el Vinsanto.

Lara