Pamplona, capital de Navarra, ciudad donde comienza tu escapada fin de semana para disfrutar de esta comunidad con mucho encanto.

Ayuntamiento.
Desde el segundo piso, cada 6 de julio a las doce del mediodía, se lanza el cohete o chupinazo con el que da comienzo la famosa fiesta de los Sanfermines.
Palacio de Navarra.
Construido entre 1840 y 1850, es la sede del gobierno de Navarra. De estilo neoclásico, en su interior destaca el Salón del Trono, de estilo isabelino, realizado entre 1861 y 1865.
En sus jardines, puedes ver la centenaria sequoia traída de América en 1855.
Paseo de Sarasate.
Con el monumento a Los Fueros de Navarra y con las estatuas de Reyes navarros.
Plaza del Castillo.
La plaza, construida a lo largo de distintas épocas, conserva edificios de diferentes estilos a su alrededor.
Esta plaza es el espacio urbano más emblemático de la ciudad desde la Edad Media y desde 1385 se celebraron corridas de toros en ella hasta que en 1844 se construyó la plaza actual.
Ciudadela de Pamplona.
Fortificación renacentista, que se encuentra en el centro de la ciudad.
Tiene planta pentagonal y se conservan tres de sus cinco baluartes.
Jardines de la Taconera.
Construido a principios del siglo XIX, es el mas antiguo de Pamplona. Se conservan restos de la muralla dentro del Parque.
Parque de la Media Luna.
Esta zona verde se situa en un lugar elevado, con preciosas vistas, en  un talud natural sobre el río.
Tiene un estanque y árboles de distintas especies, destaca  la  enorme secuoya.
Parque de Tejería.
Se ecuentra bajo la zona más antigua de la muralla, entre el Bastión del Redín y el río Arga.
Parque Yamaguchi.
Singular jardín japonés construido con diseño oriental, en él se encuentra el Planetario.
Parque fluvial del río Arga.
Recorre un total de 14 municipios y tres ríos, el Arga y dos de sus afluentes, el Ulzama y el Elorz.
Tiene 33 km de zona verde para disfrutar de agradables paseos.

Lara