Tahití te ofrece en tu escapada fin de semana especial a estas bellas islas, actividades, buen ambiente, tradiciones, gastronomia, excursiones………………..

Una exuberancia natural impresionante.
Lugares concretos donde ver incomparables paisajes, cascadas de ensueño.  Actividades.
Excursiones a pié.
Excursiones con caballos.
Tours al centro de la isla en coches todoterreno, canyoning en las formaciones de lava, buceo en la laguna……..
Ambiente.
El gran mercado de la capital de Papeete es el lugar donde se concentra  la esencia de  la ciudad, y por la noche encontrarás bares, discotecas y espectáculos.
Restaurantes típicos, sobre todo en la plaza Vaiete.
Paraíso para la practica del  surf.
Festivales, exposiciones de artesanía.
Visitas:
El Ayuntamiento de Papeete.
De estilo colonial, como el palacio de la reina Pomare IV.
La catedral de Notre-Dame.
Consagrada en 1875, con preciosas vidrieras.
Templo chino de Mamao.
Con el techo típico en forma de pagoda y recubierto de tejas de cerámica.
El mercado de Papeete.
El mercado público de Papeete, abierto todos los días, especialmente animado los domingos.
Muy bonita la parte dedicada a las flores, la fruta y verdura, lleno de aromas y colores.
También muy interesante para ir de compras  la parte de las artesanías: pareos, pañuelos para la cabeza, cestos, objetos en madera, tejidos, colchas con motivos étnicos etc.
El faro de la punta Venus.
Construido en 1867 sobre una extensa playa de arena negra en la bahía de Matavai, a la que llegaron la mayoría de los exploradores del siglo XVIII, y la punta  Venus, llamada así por el navegante James Cook como recuerdo de su trabajo de observación del paso de este planeta por delante del sol, en 1769.
El Museo de la perla Robert Wan.
El Museo de Tahití y sus Islas.
Te muestra la vida de los polinesios, su cultura y tradiciones antes de la llegada de los misioneros.
La garganta del Taharaa.
En la parte norte de la isla, en ella tendrás una magnífica vista de la costa hasta Papeete. A  lo lejos verás la silueta montañosa de
la isla Moorea y también unas increibles puestas de sol.

Lara