Por su gran extensión geográfica, Andalucía es una tierra de contrastes. En tierras andaluzas, por ejemplo, tendremos oportunidad de pasar en un solo día de zonas desérticas a paisajes totalmente cubiertos de nieve. Y esa riqueza paisajística y climática hace que podamos realizar escapadas fin de semana a Andalucía en cualquier época del año, ya que cualquier mes que elijamos, con seguridad encontraremos suficientes atractivos turísticos para que sea una experiencia inolvidable.
La Comunidad Autónoma de Andalucía está formada por 8 provincias, cada una con sus particularidades, encantos y curiosidades especiales. Os dejo, a grandes rasgos, unas referencias generales por provincias, con el fin de que podais orientaros y os facilite la toma de decisión en vuestra escapada fin de semana a Andalucía.

Almería, sobre todo en los últimos años, está consiguiendo alcanzar bastante relevancia y preferencia, tanto a nivel nacional como internacional, y ha conseguido disponer de una infraestructura bastante importante dentro del panorama turístico español. Y es que Almería cuenta, entre otras muchas cosas, con unas playas preciosas y bien cuidadas y unas calas ideales para el disfrute y el relax.

Granada es una ciudad hermosa en cualquier época del año que la visitemos, incitadora siempre al turismo cultural, dado su extraordinario patrimonio. Si visitamos Granada en invierno en alguna de nuestras escapadas, durante los meses de diciembre, enero y febrero es de visita obligada Sierra Nevada, una excelente experiencia, sobre todo, para los amantes de los deportes de nieve y del esquí.

Málaga y su Costa del Sol, conocida por todos, con lugares emblemáticos desde los años 70, como Torremolinos, Marbella, Fuengirola, Nerja o Benalmádena, reclamos ideales para el turismo internacional y poseedora de preciosas playas para el disfrute de turistas y viajeros.

Cádiz dispone de playas excelentes y muy bien cuidadas. Entre las más conocidas están Caños de Meca, Sahara de los Atunes y Bolonia en Tarifa.

-En nuestra escapada a Huelva encontraremos preciosas playas de arena fina y clara, aunque a veces con un mar un poco revuelto. Podemos destacar, entre las más conocidas, la de El Portil, Matalascañas y Punta Umbría.

Sevilla y Córdoba, dos ciudades mágicas para visitar, se llenan de embrujo cuando llega la primavera (marzo, abril, y mayo) y es cuando alcanzan más luz y color en sus calles y en sus fiestas populares, como es el caso de la Semana Santa o la Feria de Abril de Sevilla y también, por ejemplo, la preciosa muestra anual de los Patios de Córdoba, realmente impresionante.

Jaén, ya un poco más al interior, es una ciudad con gran raigambre cultural, ideal para escapadas tranquilas y confortables. Destacan Ubeda y Baeza, dos joyas del Renacimiento mundial.

Foto: es.wikipedia.org