Grecia es un país que visitan 15 millones de turistas cada año, que llegan con la intención de descubrir por sí mismos este singular país. Porque Grecia tiene mucho que ofrecernos si decidimos acercarnos hasta él, tanto si buscamos cultura como si deseamos tener unas vacaciones tranquilas y relajadas.
Nuestras vacaciones de fin de semana a Grecia no estarían completas sin una visita a su famosa y milenaria Acrópolis, famoso símbolo de lo que representa el mundo griego antiguo. Siempre se siente un gran asombro cuando contemplamos la majestuosidad y la complejidad del Partenón y por la noche nos sentimos inmersos en representaciones de luz y sonido especialmente para los turistas, que son realmente interesantes y bellas.
Un lugar de visita obligada en Atenas es su antigua Agora, situada debajo de la Acrópolis, en un hermoso valle. Su antiguedad, de más de 2.500 años, nos transportará al mundo de Sócrates y de Platón y todo lo que significaron para la cultura de occidente. Cerca de allí, encontraremos el Templo de Hefesto, digno de conocer también. Valdrá la pena además, conocer además el Museo Arqueológico Nacional, pieza clave para conocer mejor la cultura griega clásica.
Otras visitas interesantes que podemos hacer en nuestras vacaciones de Semana Santa o en cualquiera de nuestras salidas de fin de semana a Grecia es tomar parte de las excursiones a la Quebrada Vindos, cerca de las playas de Creta. Y no olvidemos deleitarnos con su excelente gastronomía y las buenas artes culinarias del pueblo griego.